¿TODOS SEREMOS PROPIETARIOS?

Uno de los elementos que más presencia hace dentro de las aspiraciones de estabilidad y seguridad en la vida de una persona es el adquirir un bien tal como una vivienda. Para los seres humanos, una casa representa el lugar dónde vivir, la protección ante la fuerza del clima, la presencia de la lluvia, la fuerza del viento o la intensidad del calor. Las viviendas también se convierten en espacios generadores de familia, en escenarios de compartir con los parientes y amigos. Son un símbolo de libertad y de la conquista del derecho a la propiedad privada.


Es quizás por todas estas motivaciones, y cosmovisiones alrededor de la propiedad que desde los gobiernos se promueve y estimula la adquisición de vivienda por parte de la población a través de distintos programas especiales. En medio de todo esto se propone abordar las siguientes preguntas: ¿Pueden todos ser propietarios en la sociedad contemporánea? ¿Cómo impacta la posesión y adquisición de vivienda a la economía? Y ¿Qué iniciativas tiene el gobierno colombiano respecto a esto?


¿Todos pueden ser propietarios?

Este primer cuestionamiento es difícil de abordar, ya que puede tocar profundos conceptos que resultan bien arraigados en la sociedad, sin embargo, la respuesta a la pregunta es, no todos, pero quizás sí muchos más de los que hoy son.

La realidad muestra que no todos pueden ser propietarios, la razón para eso pasa por varios elementos, como por ejemplo el crecimiento demográfico, la movilidad poblacional, las preferencias y tendencias de cada generación y también factores económicos. Los resultados del censo 2018 revelan que en el país hay 13.4 millones de viviendas, 14.2 millones de hogares, los que se distribuyen de la siguiente manera según el tipo de unidad habitacional:


El resultado indica un aproximado de 1 casa por cada 3.5 personas, hecho que coincide con los datos respecto a la existencia y crecimiento de hogares de entre 3 y 4 personas, suponiendo que cada hogar sea equivalente a una unidad habitacional.

El crecimiento demográfico, aunque actualmente un poco ralentizado en el país, impide que todos puedan ser propietarios, esto porque no se producen unidades habitacionales al mismo nivel o tasa en que se conforman hogares, se tienen hijos, y se da una tasa de sustitución generacional. La movilidad de la población también impide que todos sean propietarios, debido a que, grupos que se encuentran en constante movimiento no ven como una opción adecuada para su vida el definir un lugar como base estable de habitación.


Las preferencias y tendencias generacionales, como por ejemplo la actitud tipo nómada y sin apegos de los denominados generación del milenio, es otro elemento que impacta la dinámica de adquisición de vivienda, dirigiendo a la nueva generación hacia el establecimiento de viviendas temporales, cercanas a sus lugares de trabajo o estudio, y haciendo que se muevan a raíz de cualquier cambio generado en alguno de los escenarios mencionados.


Dentro de los factores económicos que responden a esta pregunta se encuentran también que, en países como Colombia, los costos y requisitos asociados para adquirir una financiación (cuota inicial del 30% del valor del inmueble) son fuertes. También lo que algunos señalan como una burbuja inmobiliaria en las principales ciudades (elevados precios de vivienda), la gentrificación (demolición de casas para construir edificios), y la escasez de suelos adecuados para la oferta de unidades habitacionales.

“Un análisis de la Veeduría Distrital demostró que en el sur y el suroccidente de Bogotá algunas familias pueden tardar entre 12 y 15 años para poder acceder a una casa propia. Esta conclusión sale después de cruzar el valor catastral del metro cuadrado y el ingreso promedio anual de los hogares.” (El Tiempo, 2019)


Sin embargo, económicamente en un escenario completo de propietarios se podría impactar de manera fuerte y negativa sectores como el de la de la construcción, ya que lo que motiva la construcción y venta de vivienda nueva es la existencia de una población en busca de estos bienes, y por consiguiente también se hace un elemento importante para el avance de la economía del país.


¿Cómo impacta la posesión y adquisición de vivienda a la economía?

Como se mencionó, la construcción es un elemento importante dentro de la economía del país, este elemento es uno de los que motiva a gran cantidad de inversionistas a desarrollar sus actividades en el país, y además genera buen movimiento de recursos a través de la importación de materias primas, un estancamiento de la construcción a través de la masificación de la propiedad podría generar una afectación en esta dinámica. Del 2010 al 2016 la construcción fue uno de los elementos que superó en ocasiones el PIB en el país.



Se refleja que en repetidas ocasiones el sector de la construcción ha tenido un desempeño superior al de la economía, de hecho, en sus mejores momentos ha tendido a superar ampliamente el resultado del país.


Es de considerar también que la adquisición de vivienda se convierte en un elemento de movilidad social, lo que significa que en un país que pretende llevar a la mayor parte de su población hacia la clase media la posesión de vivienda resulta ser un elemento determinante para cumplir con este propósito.


Tener vivienda es importante para el país, porque impacta la calidad de vida de los ciudadanos, impulsa el crecimiento económico y genera empleos.


¿Qué iniciativas tiene el gobierno colombiano respecto a esto?

El gobierno nacional en distintas administraciones ha logrado establecer una serie de proyectos con el propósito de promover la adquisición de vivienda por parte de la ciudadanía colombiana, entre estas iniciativas se puede mencionar:


Mi Casa Ya: Este programa se destaca por presentar una combinación de subsidios a la cuota inicial y también a la tasa de interés. Enfocado en población con ingresos de hasta 3 salarios mínimos, para obtener ayuda en la cuota inicial de hasta 25 millones de pesos, y subsidio a la tasa por 7 años de hasta 15 millones de pesos.


Subsidio FRECH: este subsidio es a la tasa de interés, enfocado a familias con ingresos hasta de 8 salarios mínimos. En caso de adquirir una vivienda de interés prioritario-VIP (Hasta $57.968.120) el subsidio es del 5% sobre la tasa efectiva anual (aproximadamente 8 millones en 7 años). En caso de vivienda de interés social-VIS (hasta $111.795.660) el subsidio es del 4% de tasa efectiva anual (aproximadamente 15 millones en 7 años).


Semillero de propietarios: Es un programa en el que se subsidia el arriendo que pagan familias no bancarizadas con el objetivo de que se incluyan en el sistema bancario con el objetivo de ahorrar y generar un historial crediticio que les permita acceder a préstamos y utilizar los subsidios generados por el gobierno.


Desde el gobierno se está promoviendo también generar el escenario para que el sistema financiero flexibilice su oferta de crédito hipotecario, actualmente los créditos se manejan hasta sobre el 70% del valor del inmueble con un horizonte temporal de entre 5 y 20 años. La propuesta del gobierno es que se pueda abrir el mercado con créditos de 35 o 40 años, y también por el 85%, 90% o hasta el 100% del valor de la vivienda.


¿Qué se debería considerar?

· El desarrollo de viviendas alternativas en Colombia no ha despegado, en el país no se comercializan abiertamente opciones habitacionales tales como contenedores o viviendas rodantes, las cuales son utilizadas en otras locaciones del mundo, este desarrollo se puede convertir en una opción para mejorar la calidad de vida de las personas.


· La flexibilización del crédito a través del sistema financiero es una opción importante y una alternativa para que en el país haya más oportunidades de ser propietarios, generar mayores plazos en los créditos hipotecarios puede reducir el valor de las cuotas, aunque implique mayores intereses, sin embargo, dada la visión social respecto a la propiedad es muy posible que resulte ser una alternativa saludable para muchos ciudadanos.


Todos serán propietarios, quizás no, sin embargo, con ajustes debidos y el compromiso de distintos participantes del mercado inmobiliario y financiero muchos más de los que hoy en día no son propietarios pueden convertirse en unos.


JUAN DAVID PALACIOS MACHADO   

Analista Financiero

Economista

Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca


Referencias

El Tiempo. (26 de junio de 2019). Así de difícil es tener casa propia en Bogotá. Obtenido de https://www.eltiempo.com/bogota/que-tan-dificil-es-tener-casa-propia-en-bogota-380024

Metrocuadrado. (4 de febrero de 2019). ¿QUIERES TENER CASA PROPIA? ESTOS PROGRAMAS DEL GOBIERNO TE PUEDEN AYUDAR. Obtenido de Metrocuadrado: https://www.metrocuadrado.com/noticias/guia-de-compra-y-venta/quieres-tener-casa-propia-estos-programas-del-gobierno-te-pueden-ayudar-3598

19 vistas0 comentarios