Sentencia C-258 de julio de 2020 que declaro inexequible el decreto legislativo 558 de 2020.

A través del decreto legislativo 558 de 2020, el gobierno nacional estableció un beneficio para el pago de la seguridad social en lo referente a la cotización de pensiones para los meses de abril y mayo de 2020, indicando que la tarifa del 16% se reducía al 3% tratando de aliviar las cargas laborales a las personas jurídicas y personas naturales independientes en los tiempos de la Pandemia Covid-19, este decreto establecía que el empleador pagaría el 75% y el trabajador el 25% del valor a pagar de la cotización a la pensión.

Seguido a lo anterior la Corte Constitucional en sentencia C-258 de julio de 2020 declaro inexequible el decreto 588 de 2020, en indico que no se podía afectar el aporte a los pagos de pensión de los trabajadores, por lo tanto, esta sentencia produce efectos retroactivos, estableciendo que para los pagos de pensión correspondiente a los meses de abril y mayo se deben corregir y cotizar el total de la tarifa que para ese momento era el 16% del IBC, dejándole la responsabilidad al gobierno nacional de reglamentar el pago de estos aportes.


Actualmente esta en curso un proyecto de decreto en el cual se establecen que los empleadores y los independientes pueden realizar estos pagos parcialmente, dando plazo de 6 meses para las personas que se encuentren a dos o menos años de la edad de pensión y hasta de 36 meses para el resto de los trabajadores, el cual se pagará en la misma proporción que será el 75% el empleador y el 25% el trabajador.


Ahora bien, para las sociedades que están en cierre de estados financieros del año gravable 2020 deben tener en cuenta dejar reconocida esta provisión ya que este gasto corresponde a dicho año y el no hacerlo será trasladar gastos del 2020 a periodos futuros los cuales afectan el resultado de estos años.


Por último, debemos analizar las consecuencias fiscales que trae este análisis, citando lo que indica el articulo 115-1 el E.T. …” Para los contribuyentes obligados a llevar contabilidad, serán aceptadas las erogaciones devengadas por concepto de prestaciones sociales, aportes parafiscales e impuestos de que trata el artículo 115 del E.T, en el año o periodo gravable que se devenguen, siempre y cuando los aportes parafiscales e impuestos se encuentren efectivamente pagados previamente a la presentación de la declaración inicial del impuesto sobre la renta”.


Teniendo en cuenta que efectivamente las empresas deben registrar y realizar el pago de la cotización a la pensión durante los meses de abril y mayo de 2020, es importante establecer que para hacer deducible este gasto en renta dichos pagos deben estar realizados antes de la presentación de la declaración, de lo contrario se pierde este beneficio y quedaran como no deducibles.


En conclusión, invitamos a los contadores y administradores de las sociedades y/o personas jurídicas para que tengan presente este evento contable en los estados financieros para el cierre del año 2020, y a las personas naturales que actúan como independientes para que se pongan al día con esta obligación.




JAVIER DELGADO DUEÑEZ

Departamento TAX & LEGAL

PAL Asociados S.A.S.

47 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo