LOS RETOS DEL AUDITOR FORENSE

Debido a la actual crisis económica mundial y los grandes escándalos de corrupción en los diferentes niveles y sectores económicos, los auditores forenses han cobrado una gran importancia apoyándose en técnicas de investigación, auditoria y contabilidad; sin embargo, contar con experiencia en contabilidad no es suficiente, también es necesario tener técnicas de investigación que permitan prevenir, detectar y determinar complejos esquemas de fraude establecidos en las organizaciones.



La Auditoria Forense tiene dos tipos de enfoques que ayudan a determinar cuál será el plan de acción en una organización para el tratamiento del fraude, estas son:


- Auditoria Forense Preventiva, está orientada a proporcionar seguridad o asesoría a las organizaciones respecto a la capacidad para prevenir, detectar y reaccionar ante fraudes financieros, las cuales deben ir acompañados de soluciones de consultoría para implementar procesos y controles antifraude, esquemas de alerta temprana; por esta razón este enfoque es proactivo debido a que implica tomar decisiones y acciones en el presente para evitar fraudes en el futuro.


- Auditoria Forense Detectiva, identifica la existencia de fraudes financieros mediante una investigación profunda estableciendo entre otros; cuantía del fraude, efectos directos e indirectos, tipificación penal del delito, presuntos autores, cómplices y encubridores poniendo a consideración de la justicia la cual se encargará de analizar, juzgar y dictarla sentencia respectiva. Este enfoque es reactivo por lo que implica tomar decisiones y acciones en el presente respecto a fraudes pasados.


Es por esta razón que el auditor forense tiene unos retos importantes en conocimientos en materia contable, de auditoria, control interno, fiscal, finanzas, técnicas de investigación, leyes y otras materias a fines a la parte económica-financiera el auditor forense es una mezcla de contador, abogado e investigador, que le permite la investigación para el análisis y la investigación del fraude.


El trabajo del auditor forense comienza con el resguardo de la información soporte de las pruebas que ayudan en su investigación, estas pueden ser físicas o electrónicas, de tal manera que no se puedan destruir ni puedan ser manipuladas y así sean aceptadas por el juez; posteriormente vendrá la etapa de investigación el cual podemos determinar el modos operandi y los esquemas establecidos para poder cuantificar el daño causado a la empresa, y de esta manera determinar el cómo, quien, cuando, donde y por qué de los hechos y así preparar un dictamen pericial contable de apoyo a procesos judiciales, el cual deba ser lo suficientemente sólido para soportar cuestionamientos e intentos de la defensa por desecharlo o ponerlo en duda ante el juez.


El auditor forense es algo parecido a un detective privado, solo que, además de las técnicas de investigación aplicara todos sus conocimientos técnicos, que le permitan determinar dónde y como se está cometiendo un probable ilícito en la organización.

Igualmente es el encargado de preparar el reporte de hallazgos o dictamen pericial donde se describen los procedimientos utilizados, pruebas encontradas, testimonios, peritajes, inspecciones, informes de investigación de antecedentes, investigación de informática forense y las conclusiones a las áreas afectadas (Bancos, Inventarios, Ingresos, Gastos) así como el detrimento en el importe ocasionado por el fraude.

Es por todo lo anterior que le Auditor Forense tiene varios retos a la hora de investigar un fraude y más aun teniendo en cuenta que el perpetrador esta contantemente a la expectativa de como poder ingeniarse diferentes maneras y métodos de irrumpir en las finanzas de las organizaciones.

EDGAR GOMEZ P.

Auditor Forense

219 vistas0 comentarios