¿ES IDÓNEO EL USO DE RECURSOS DE FONDOS DE ENTES TERRITORIALES POR PARTE DEL GOBIERNO NACIONAL?

Dados los últimos acontecimientos de índole nacional, en el que como sociedad nos vemos avocados a asumir posiciones de autocuidado y acatamiento de lo propuesto por el gobierno nacional, desde el departamento de business intelligence de PAL asociados, hemos querido ahondar más sobre la idoneidad del uso por parte del ejecutivo de los recursos que se encuentran en el Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (FONPET)

Con la emisión del decreto 444 del 21 de marzo de 2020 del gobierno nacional, se destapó una fuerte polémica sobre si es o no conveniente el uso de los recursos del FONPET para encarar la crisis ocasionada por el contagio masivo del COVID-19; para poder generar un concepto sobre la coyuntura exponemos el siguiente desarrollo:

1. ¿Qué es el FONPET?: La Ley 549 de 1999 creó al Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (FONPET) como un fondo sin personería jurídica administrado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público a través de patrimonios autónomos que se contratan, previa licitación, con entidades financieras, tales como: Sociedades Fiduciarias, Fondos de Pensiones y Cesantías y/o Compañías de Seguros. El FONPET tiene por objeto recaudar y asignar los recursos a las cuentas de las entidades territoriales y administrar los aportes nacionales y de estas instituciones para ayudar a la financiación del pasivo pensional de las entidades territoriales[1]


[1] http://www.urf.gov.co/


Fuente: Ministerio de Hacienda

1. Por propia definición, y al ser un fondo a cargo del ministerio de hacienda, se establece así que, los recursos en el fondo consignados son propios de la nación, sólo que tienen destinación específica en condiciones normales; pero, debido a la coyuntura que como país nos encontramos atravesando, el uso de dicho “ahorro” puede utilizarse para atender emergencias o proyectos especiales (como el metro por ejemplo).

a. Cuando se atienden emergencias, debe haber una promesa expresa de devolución de dichos recursos en el mediano y/o largo plazo por parte del ejecutivo, tal como se aprecia en el decreto emitido: “El gobierno anunció que creaba el Fondo de Mitigación de Emergencias, Fome, "para hacer frente a los efectos de la pandemia, (...) priorizando los requerimientos del sector salud". Agrega el Ejecutivo en el comunicado que "el Fome dispondrá, a título de préstamo, de los recursos que se han ahorrado en el Fondo de Ahorro y Estabilización, FAE, "para momentos como este"; así como los recursos del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales, Fonpet, "que no serán requeridos hasta el 2040"”.[1]

b. El compromiso es más que claro, es por esto por lo que, el gobierno nacional ha descrito en qué gastará los recursos que tomará como préstamo:

i. La adquisición de tests adicionales para garantizar que la población tenga acceso a pruebas de diagnóstico.

ii. Generar un flujo de recursos importante para que los hospitales puedan aumentar su capacidad instalada, sobre todo en camas de cuidados intensivos e intermedios, los cuales serán vitales para atender la emergencia.

iii. De igual forma, se utilizarán recursos para poder darle un reconocimiento adicional a los médicos.

iv. Optimización de los recursos de empresas del sector financiero para beneficios a través de transferencia temporal de valores, depósitos a plazo, entre otras.

v. Inversión en instrumentos de capital o deuda emitidos por empresas privadas, públicas o mixtas que desarrollen actividades de interés nacional, concluyendo acciones con condiciones especiales de participación, dividendos y/o recompra, entre otras.

vi. Proveer directamente financiamiento a empresas privadas, públicas o mixtas que desarrollen actividades de interés nacional.

c. El compromiso de repago también se encuentra de manera explícita en el comunicado pues se precisa que: en el caso del préstamo de recursos del FAE "no se comprometen los recursos del Sistema General de Regalías al que tienen derecho las entidades territoriales al momento de ser requerido el desahorro" y agrega que estos recursos serán repagados, a partir de la vigencia 2023. Y en el caso del FONPET, los recursos serán repagados en las próximas 10 vigencias "lo que garantiza que las entidades territoriales puedan seguir cumpliendo con el pago de sus obligaciones pensionales".

Medidas como la que se explicó anteriormente eran más que esperadas, pues para ningún colombiano debe ser secreto que a causa de fenómenos de naturaleza macroeconómica (como fluctuaciones del dólar, la cotización del precio de petróleo, entre otros) el presupuesto nacional tiene un gran desfase de recursos y la nación no estaba preparada para enfrentar la pandemia que se está desarrollando y la cual debe atenderse a la mayor brevedad, para evitar que el coletazo en la economía nacional sea de una mayor magnitud a la pronosticada por muchos economistas, pues estas medidas asociadas a la cuarentena nacional están afectando el comercio, el consumo, la inversión y la percepción del país.


MARIA MERCHÁN MORALES

Directora Finance Department

Profesional en finanzas y comercio exterior – Universidad Sergio Arboleda

Administradora de Empresas – Universidad Sergio Arboleda

Especialista en Gerencia Financiera – Universidad Javeriana

[1] www.elheraldo.co

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo