¿EL SALARIO MÍNIMO EN COLOMBIA ES MUY ALTO?

“El salario mínimo en Colombia es alto” Esta expresión ha generado en repetidas ocasiones polémica, la primera vez que despertó comentarios fue pronunciada durante una administración previa del actual Ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla, y en épocas más recientes puesta en el escenario público por parte de Cristóbal Antoníu Pissarides ganador del premio nobel de economía (2010) y el premio de economía global (2015).

A continuación, se procurará exponer las razones que hay para estas afirmaciones, y dar a conocer al lector algunas verdades que están detrás de estas. Aunque ante la opinión pública pudieran parecer bastante desafortunadas las afirmaciones, sin embargo, el estudiar los argumentos a profundidad permitirá formarse una idea propia y sólida respecto a las declaraciones.


En una economía como la nuestra, uno de los primeros elementos que hay que comprender es que el salario mínimo y el trabajo funcionan como cualquier bien o servicio, es decir que el salario mínimo es el precio que pagan los empresarios por el servicio que compran de sus trabajadores.

Precisamente uno de los primeros elementos a mencionar que convierte el salario mínimo de Colombia en uno que es costoso o alto, es la carga prestacional asumida por el empleador, la cual eleva los costos de la siguiente forma: pensión 12%, salud 8.5%, cesantías 8.33%, prima de servicios 8.33%, vacaciones 4.17%, intereses sobre las cesantías 1%, caja de compensación 4%, (si aplica) Sena 2%, ICBF 3%. Estos elementos suman un sobrecosto de 51.33%, si se tiene en cuenta el auxilio de transporte suma un 11.71% adicional, lo que significa que en total un empleado cuesta aproximadamente 63.04% por encima del salario mínimo. De acuerdo con la firma de recursos humanos Manpower en 2010 la carga extrasalarial en Colombia fue la tercera más alta de la región superada solo por Venezuela y Brasil, en el año 2014 llegó a ser la séptima.



Por otra parte, de manera global, se tienen determinados acuerdos o intuiciones no formalizadas, a partir de las cuales se supone que el salario mínimo, entre otras cosas, debe incrementarse de tal forma que cubra la inflación y recompense el incremento de la productividad de los trabajadores, este último factor, la productividad, es un elemento que se eleva a una muy pequeña razón año a año, de tal forma que, en teoría, los incrementos del salario están recompensando la ineficiencia.

La ineficiencia de la que se habla no obedece a que los trabajadores de las empresas estén por debajo de los requerimientos para el desarrollo de sus labores, sino que revela un problema grande de la economía colombiana, y es la informalidad y el hecho de que a nivel nacional y de manera indiferente a la capacidad productiva se tenga un salario prestablecido por el gobierno.

“El salario mínimo no es alto en ciudades de departamentos que tienen alto ingreso per cápita, por ejemplo, Bogotá, Medellín y Cali. Ahí el salario mínimo no es una porción alta del salario medio. Pero si usted mira departamentos como Norte de Santander, La Guajira y Chocó, ahí el ingreso medio es mucho más bajo y entonces el salario mínimo es una barrera de la formalización laboral” Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo. (Portafolio, 2019)


La informalidad genera un fenómeno que aborda Mejía en la cita anterior, el ingreso medio, muchas personas que laboran en la informalidad lo hacen por pagos inferiores al salario mínimo, de tal forma que, el salario mínimo en relación con el salario medio resulta ser excesivamente alto y se convierte en un obstáculo a la formalización. Las recomendaciones de la OCDE y las tendencias en algunos países desarrollados revelan que el salario mínimo debería ubicarse en una cifra que oscile aproximadamente entre el 40% y 45% del ingreso promedio del país.


“El 45% de los trabajadores en Colombia gana menos de un salario mínimo. Eso quiere decir que está lejos de lo que debería ser, lo que hace el salario mínimo en realidad no es que lo uno esperaría: darle más ingresos a la gente, sino en la práctica es una barrera para que la gente sea más formal” (Portafolio, 2019)Sin embargo, es importante traer a este artículo una apreciación valiosa del Ministro de Hacienda, emitida justo días después de los comentarios del Nobel de Economía pero que recibió mucha menor atención y cobertura mediática que las declaraciones iniciales, con las que se dio apertura a este texto.


“Es necesario aclarar que es muy alto, relativo al ingreso promedio de nuestra economía, a la capacidad que tenemos de producir, a nuestra productividad y a la cantidad de cosas que es capaz de hacer un trabajador colombiano. Es muy alto […] Pero es muy bajito respecto a las necesidades y una vida digna, y hay que tener las dos aristas del problema” Alberto Carrasquilla – Ministro de Hacienda y Crédito Público de Colombia (Pulzo, 2019)


La nota aclaratoria de parte del Ministro de Hacienda es adecuada y fácilmente validable al realizar una revisión de los salarios mínimos mensuales en la región, donde el actual salario mínimo colombiano resulta ser uno de los más bajos en la región al superar solo las naciones de: El Salvador, República Dominicana, y Nicaragua.

Gráfico 2: Salarios mínimos países latinoamericanos en dólares


Fuente: La República


La economía cuenta con dos aproximaciones básicas, una positiva, encargada de describir las cosas que pasan, y una normativa, encargada de indicar cómo deberían ser. Entonces, ante la pregunta ¿El salario mínimo en Colombia es muy alto? Positivamente se debe decir que NO, porque no permite que las personas puedan cubrir todas las necesidades y mantener un nivel de vida aceptable. Sin embargo, normativamente, se debe decir que SÍ, puesto que su peso dentro del PIB, su evaluación a través de la productividad, el costo para los empleadores y peso relativo frente al salario medio rompe con los principios teóricos de la economía.




JUAN DAVID PALACIOS MACHADO   

Analista Financiero

Economista

Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca



Referencias

Alaimo, V., Bosch, M., Gualavisi, M., & Villa, J. M. (2017). Medición del costo del trabajo asalariado en América Latina y el Caribe.Banco Interamericano de Desarrollo, División de Mercados Laborales. doi:http://dx.doi.org/10.18235/0000758

Finanzas Personales. (2010). Cuánto cuesta realmente un empleado. Obtenido de CONSUMO INTELIGENTE: https://www.finanzaspersonales.co/consumo-inteligente/articulo/cuanto-cuesta-realmente-empleado/38078

Gerencie. (7 de marzo de 2019). Nómina. Obtenido de Gerencie: https://www.gerencie.com/nomina.html

La República. (15 de mayo de 2019). Salario mínimo en Colombia es de los más bajos en comparación con otros de la región. Obtenido de La República: https://www.larepublica.co/alta-gerencia/salario-minimo-en-colombia-es-de-los-mas-bajos-en-comparacion-con-otros-de-la-region-2862119

Montoya, G. C. (8 de junio de 2019). El salario mínimo en Colombia es muy alto. ¡¿Qué?! ¿No estarás hablando en serio?Obtenido de El Colombiano: https://www.elcolombiano.com/blogs/lacajaregistradora/el-salario-minimo-en-colombia-es-muy-alto-que-no-estaras-hablando-en-serio/2731

Portafolio. (7 de junio de 2019). Las razones por las que el salario mínimo en Colombia es alto. Obtenido de Portafolio: https://www.portafolio.co/economia/que-tan-cierto-es-que-el-salario-minimo-en-colombia-es-muy-alto-530372

Pulzo. (10 de junio de 2019). Salario mínimo es alto por la productividad, pero bajito para una vida digna: Minhacienda . Obtenido de Pulzo: https://www.pulzo.com/economia/ministro-hacienda-vuelve-hablar-sobre-salario-minimo-colombia-PP711250

67 vistas0 comentarios