DINÁMICA Y ANTECEDENTES DE LOS IMPUESTOS EN COLOMBIA


“Los impuestos son el dinero que una persona, una familia o una empresa deben pagar al Estado para contribuir con sus ingresos, de esta manera el Estado obtiene recursos para llevar a cabo sus actividades y funciones como lo son la administración, inversión social, en infraestructura, en seguridad nacional, en prestación de servicios, etc. Los impuestos tienen muchas formas de clasificación: Impuestos directos e indirectos. Los impuestos directos son aquellos que recaen directamente sobre la persona, empresa, sociedad etc.




Dentro de los impuestos directos se pueden clasificar: los impuestos a la renta, al enriquecimiento, o aquellos que se cobran por trámites personales como la obtención de documentos, pagos de derechos y licencias, etc. Los impuestos indirectos, de otra parte, se le imponen a bienes y servicios y a las transacciones que se realizan con ellos; es decir, las personas, indirectamente, a través de la compra de bienes y servicios, pagan el impuesto, aun cuando el Estado no les está cobrando directamente el impuesto a éstas. Los impuestos indirectos, entonces, se cobran en la compra y venta de bienes y servicios y al realizar otro tipo de transacciones comerciales como la importación de bienes” (Subgerencia Cultural del Banco de la República, s.f.).


Los impuestos son emitidos por el poder ejecutivo a través de Leyes, éstas son sometidas al congreso para su aprobación y seguido son sancionados por el presidente de la república y por último su publicación en el diario oficial. Existen impuestos del Orden Nacional, Departamental y Municipal. Impuestos Nacionales, como lo son el Impuesto el valor agregado, que se genera por ventas, prestación de servicios siempre y cuando estos, no hayan sido excluidos del impuesto sobre las ventas; Impuesto de Renta, que recae sobre personas Jurídicas y algunas personas naturales ; Impuesto de timbre Nacional que se genera en la firmade todo contrato o instrumento público cuando superen cierto tope y por último tenemos las Contribuciones especiales que son los gravámenes que establece el gobierno nacional con el fin de cubrir necesidades específicas en el presupuesto de la nación.


En cuanto a los Impuestos Departamentales, tenemos el impuesto al consumo de cerveza, licores, cigarrillos y tabaco el cual recae la obligación de contribuir con dinero, a la entidad territorial donde se consume los productos gravados con impuesto al consumo; impuesto de registro el cual grava todos los actos, documentos o contratos que deben registrarse ante la cámara de comercio y en las oficinas de instrumentos públicos; sobretasa a la gasolina, cuyos responsables son los distribuidores mayoristas de gasolina, los productores y los importadores y por último tenemos el impuesto de vehículos el cual grava la propiedad o posesión de los vehículos.


Impuestos Municipales, tenemos Industria y Comercio, el cual grava toda actividad Industrial, comercial o de servicios que se realiza en el municipio en forma ocasional o permanente, con establecimientos o sin ellos, Impuesto predial, que grava la propiedad o posesión de inmuebles que se encuentran ubicados en el distrito o municipio; Impuesto de delineación Urbana, para expedir licencia de construcción, ampliación, adecuación y reparación de obras y terrenos; Impuesto de azar y espectáculos el cual está constituido por la realización de eventos como espectáculos públicos, apuestas sobre toda clase de juegos permitidos, rifa, concursos y similares y venta por el sistema de clubes.


Esos impuestos son los más relevantes, los cuales constituyen unos elementos para dicha obligación tributaria, como lo son el Sujeto Activo y el Sujeto pasivo. “El sujeto Activo es aquel a quien la ley faculta para administrar y percibir los tributos, en su beneficio o en beneficios de otros entes. El sujeto pasivo son las personas naturales o jurídicas obligadas al pago de los tributos siempre que se realice el hecho generador de pagar el impuesto, cumpliendo con las obligaciones formales o accesorias como lo son declarar, informar sus operaciones, conservar la información y facturar, cumpliendo así sus obligaciones ya sea de forma personal o través de intermediarios o sus representantes legales” (Gerencie.com, 2010).


Todo impuesto tiene un sujeto activo, sujeto pasivo, hecho generador, base gravable y una tarifa. La obligación tributaria nace de un hecho económico al que la ley le atribuye una consecuencia, éste, el hecho generador el cual es el presupuesto establecido por la ley para tipificar el tributo y cuya realización origina el nacimiento de la obligación tributaria. El hecho imponible se refiere a la materialización del hecho generador previsto en las normas, es decir el elemento fáctico de la obligación tributaria, en el momento en que surge o se configura la obligación respecto de cada una de las operaciones en materia de impuesto, surge la causación y/o acumulación o devengo. Estos tributos están enunciados e identificados en el Estatuto Tributario el cual fue creado con el Decreto 624 del 30 de marzo de 1989, recopilados actualmente en el decreto 1625 de 2016, los cuales son administrados por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales y tienen una finalidad específica.


REFERENCIAS

Gerencie.com. (20 de Diciembre de 2010). Elementos de la obligación Tributaria gerencie.com. Obtenido de http://www.gerencie.com/elementos-de-la-obligacion-tributaria.html

Subgerencia Cultural del Banco de la República. (s.f.). banrepcultural.org. Obtenido de http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/ayudadetareas/economia/impuestos


Departamento de Impuestos

Javier Delgado Dueñez

Director Tributario

PAL Asociados S.A.S.

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo